PLANEACION DE VIDA Y CARRERA CASARES PDF

.

Author:Tozil Vulmaran
Country:Albania
Language:English (Spanish)
Genre:Travel
Published (Last):15 October 2005
Pages:321
PDF File Size:19.37 Mb
ePub File Size:7.56 Mb
ISBN:951-1-11998-356-2
Downloads:40153
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Yozshumi



Captulo 6 PRLOGO Este libro es fruto de una bsqueda personal en los diversos caminos que hemos recorrido para encontrar nuestra actual profesin como consultores del desarrollo humano de individuos, grupos y organizaciones. Asimismo, es resultado de nuestra formacin e investigacin en los campos de la fenomenologa y psicologa humanista que han inspirado nuestra cotidiana labor de orientacin en el campo de la planeacin de vida y carrera.

La obra se inicia con una fundamentaron respecto de la importancia y actualidad del tema. Hemos dedicado especial atencin al concepto de vitalidad como signo de salud mental y de motivacin y crecimiento personal. El captulo tercero enfatiza la importancia del quehacer dinmico y del encuentro existencial con la vida personal, de relacin y de trabajo.

En el captulo cuarto presentamos algunos modelos terico-prcticos que, en nuestra experiencia, han sido tiles para el encuentro y crecimiento de las personas y grupos a quienes hemos brindado y compartido nuestra asesora.

Los dos ltimos captulos contienen programas prcticos de reflexin individual y grupal sobre planeacin de vida, carrera y orientacin vocacional. La bibliografa se seleccion para que el lector pueda descubrir y profundizar en los temas que el libro plantea como inquietudes de crecimiento. Queremos hacer patente nuestro agradecimiento a todas aquellas personas que nos apoyaron alentndonos y que colaboraron indirectamente en la realizacin de este libro.

A Ral Martnez T. A Rafael Gonzlez y Gerardo Snchez por sus aportaciones en el rea de orientacin vocacional y a Rosa Mara y Estela Hernndez por la versin: mecanografa del manuscrito. Exigido a viajar distancias en menor tiempo, a realizar su trabajo con objetivos ms ambiciosos y tensionantes, a construir relaciones interpersonales y grupales slo para el momento.

Al hombre de esta mitad del siglo XX le ha tocado vivir la mayor parte de los cambios tecnolgicos y sociales ms profundos y extensos, desde el retorno a la meditacin y a una espiritualidad ms profunda, hasta una preparacin especializada y altamente sofisticada. Le ha tocado ver el nacimiento, desarrollo y ocaso de diversos regmenes polticos e ideologas socieconmicas. Nuestro hombre ha vivido los sentimientos ms elevados de grandeza y prepotencia, basados stos en los descubrimientos cientficos y tecnolgicos y se ha visto tambin sumido en la desesperacin e impotencia de sus propios lmites y sus posibilidades de autodestruccin.

El reto del cambio, le ha exigido al hombre actual respuestas inmediatas y continuas, especialmente, en lo que se refiere a su postura ante la vida y ante el trabajo. Se ha enfrentado a s mismo, ante sus valores, el cambio y la clarificacin que de ellos se plantea dada la dinmica y vivencias que a diario cuestionan su congruencia entre el pensar, sentir, decir y actuar.

En otras palabras, vive en continuo reto y bsqueda del propio sentido de I? El hombre actual es un ser en continuo movimiento interno y externo. Bombardeado por imgenes, sensaciones e ideas cambiantes que lo obligan a buscar su centro interior y exterior. La velocidad de los medios de comunicacin ha modificado los cdigos perceptuales y las capacidades de respuesta de este hombre, sumido en una informacin vertiginosa, mutante y que crea un alto ndice de obsolescencia.

La especializacin de las diversas ramas de la ciencia y de la tcnica hace del hombre actual un ser que maneja una cantidad-de datos y teoras provisionales con una gran presin contra el tiempo y la competencia tcnica y profesional.

La exigencia de continua actualizacin no perdona siquiera la vocacin de ser padre, profesional, artista, hombre poltico, religioso, educador. Tambin la familia del siglo XX se ha enfrentado a los retos del cambio y a su propia actualizacin, nunca antes se haba enfrentado a grandes cambios como los de ahora, los adelantos mdicocientficos han disminuido la mortalidad infantil y aumentado la salud, prolongando la vida. En suma, la familia moderna ha tomado mayor poder sobre la vida, a esto ha contribuido especialmente el control de la fertilidad que al definir el nmero de nacimientos modifica la construccin e integracin familiar, dejando un nuevo reto al papel de la mujer que al ocuparse de un menor nmero de hijos tiene ms tiempo para darle un nuevo sentido y orientacin a su existencia.

Esta liberacin en tiempo ha contribuido, eficazmente, al movimiento de liberacin femenina que plantea y lucha por una igualdad de oportunidades, derechos y obligaciones en el hogar, en el trabajo y en general en la sociedad y est convirtiendo a la mujer de hoy en un 2 prototipo oi- tinto de la mujer de los siglos pasados. Por primera vez en la historia se establece el vnculo matrimonial sobre bases de igualdad, de seleccin mutua y libertad.

El esposo rpidamente ha ido modificando su rol familiar para convertirse en un ser ms cercano, afectuoso y responsable frente a las tareas familiares. La educacin de los hijos se ha convertido ahora en la preocupacin fundamental y el reto ms fuerte a la vocacin de padre de familia. Aqu tambin el ritmo vertiginoso de los cambios y la cantidad de informacin y principalmente el impacto de ideas y valores heterogneos que afectan al ncleo familiar a travs de los medios masivos de comunicacin, han hecho que el proceso de educacin de los hijos pierda su principal aliado que es la estabilidad, consistencia y congruencia de los valores tradicionales familiares.

Por ello, la urgente necesidad de un proceso de comunicacin continuo, de intercambios significativos y de modelos congruentes ante la vida. El nmero cada vez mayor de divorcios y uniones libres son ejemplo elocuente del cambio en las estructuras familiares tradicionales y de alternativas que estn modificando y cuestionando actualmente dichas instituciones. Las organizaciones tambin han estado inmersas en este cambio.

Son instituciones bsicamente jvenes que nacieron con la Revolucin Industrial y que han estado totalmente dirigidas hacia la produccin y la tarea con menosprecio claro de los valores humanos y de la dignidad eminente de la persona, lo que ha contribuido a la enajenacin social, convirtiendo a las organizaciones en un engranaje ms de la maquinaria econmica y productiva, por un lado, y por el otro, en una pieza ms del Estado totalitario.

Actualmente, en el contexto de las organizaciones, los lderes y directores junto con los especialistas en Desarrollo Humano y Organizacional, estn evolucionando hacia nuevas perspectivas para integrar el valor de la persona y la eficacia organizacional.

Este desarrollo surge como una respuesta a la preocupacin de preparar y adaptar a las organizaciones a esta era de constante cambio y de retos trascendentes. El acelerado crecimiento del medio ambiente en que vivimos notorio en cambios sociales, tecnolgicos, econmicos y culturales, exige al individuo y a las organizaciones de hoy en da, una preparacin que les permita enfrentarse con xito a las diversas situaciones de cambio. Dentro de una estructura social sumamente compleja como la nuestra, es muy fcil caer en la obsolescencia y tecnocracia, perdiendo el verdadero sentido de la participacin del individuo en el ncleo socioeconmico y laboral al que pertenece.

Por otro lado, dentro de este avance explosivo actual, la preparacin que los estudiantes reciben dentro del plano acadmico, resulta insuficiente, y por ello, es un hecho que la obsolescencia e ignorancia son ahora grandes enemigos del hombre y de las organizaciones. En este contexto aparece como inevitable, retador y alarmante el concepto del cambio. Utilizamos aqu el trmino cambio en su sentido ms amplio, como el cambio existencia! Es a este cambio al que est respondiendo el Desarrollo Humano dentro de las organizaciones y es importante destacar que los miembros y colaboradores de stas, cada vez exigen ms que un 3 trabajo remunerativo, un ambiente de compromiso, responsabilidad, crecimiento, logro y reconocimiento; en otras palabras, el reto de las organizaciones est en unir los intereses institucionales con los individuales en un ambiente de integracin sinrgica en donde la tarea y la relacin humana sean ptimas.

El gran peligro al que nos enfrentamos individuos, familias y organizaciones es a perderla propia identidad y el sentido de la vida; es decir, a caer en la enajenacin que nos hace vivir lo que no queremos o no somos: objetos de la propaganda, las modas sociales y los valores huecos. Dejamos de vivir: el afecto y el compromiso humano, el gozo de la naturaleza, de la belleza y la bsqueda de la verdad y nos dejamos llevar por las formas exteriores de poder econmico, social y de status.

Todas estas distintas formas de enajenacin en donde el valor y la dignidad de la persona pierden el centro de la escala valorativa, resultan en el hecho dramtico de que a cada momento el hombre se aparte de su destino. La bsqueda del centro y salud psicolgica y espiritual a nivel personal, familiar y organizacional, ha dado origen a diversos movimientos que han hecho renacer los intereses por lo autnticamente humano, como el autoconocimiento, la meditacin, la vida emocional trascendente y la integracin mente-cuerpo.

Ejemplos de esto son las filosofas existenciales, el inters por las escuelas del pensamiento y de la mstica oriental y el nfasis en las relaciones interpersonales de la Psicologa Humanista; asimismo, el auge de la dinmica de grupos, el desarrollo organizacional y la novedad de los modelos psicoteraputicos que integran cuerpo, mente y emocin como la Gestalt y la Bioenergtica. Las nuevas corrientes educativas, centradas en la persona y su desarrollo individual y social como el enfoque Montessori y las aportaciones de Pablo Freir son otros ejemplos que nos ofrecen un nfasis cada vez mayor en el aprendizaje experiencial que conlleva a una educacin liberadora de la persona.

Enraizada en esta corriente humanista y de redescubrimiento del hombre, surge la Planeacin de vida y carrera que constituye un estmulo hacia la meditacin integradora de la vida presente de cada persona, valores, intereses, capacidades y experiencias. Y a partir de esta visin respetuosa y profunda, la planeacin de vida y carrera, pretende ayudar a proyectar las directrices, objetivos y medios para una vida futura significativa y feliz.

La planeacin de la vida no es una herramienta nueva. Ha sido experimentada por diversos movimientos espirituales y religiosos. Sin embargo, su enfoque, importancia y trascendencia para el hombre moderno que se enfrenta al cambio y al peligro de enajenacin del que hemos hablado, presenta caractersticas que cobran actualidad.

Los nuevos enfoques de la planeacin de vida y carrera contemplan una visin optimista del ser humano haciendo mayor nfasis en las potencialidades de la persona, en su capacidad de autodirigir su vocacin de autorrealizacin en el propio camino; asimismo se basa en la capacidad de los grupos para promover el desarrollo de las organizaciones y comunidades y concibe a estas ltimas como ambientes que pueden ser adecuados para el crecimiento integral de sus miembros en lugar de ser medios de enajenacin.

La Planeacin de Vida y Carrera como es concebida en este libro sostiene: Que la planeacin no slo es una funcin administrativa que nos ayuda a sealar objetivos y a programar actividades, sino es un criterio de vida que permite tener una perspectiva temporal de largo plazo para nuestras actividades y metas.

La profesin inicial puede haber variado mucho y as encontramos gran nmero de profesionales que han excedido, complementado y enriquecido su profesin inicial: sta es en realidad su carrera. Que la vocacin y carrera de cada persona es una aventura y un proceso de realizacin personal, profesional y social que encuentra su balance en una existencia consciente, responsable y vital.

Que la planeacin de vida no es un proceso puramente intelectual sino que implica un conocimiento y contacto personal con el ncleo ms ntimo de la persona que incluye la conjuncin del pensamiento, las emociones, los valores, el cuerpo y las experiencias vitales que dan origen al s mismo, es decir, al yo personal que slo puede ser captado en un proceso intuitivo que trasciende a la razn y a los sentimientos por separado y que implica una disciplina y un proceso de meditacin y contacto espiritual.

Este, como nico camino para encontrar el sentido vital que la persona misma le puede dar a su propia existencia.

Este sentido vital lo concebimos ms all de credos y concepciones particulares y lo sentimos inmerso y propio de la naturaleza humana y de su necesaria trascendencia. Qu es la vitalidad? Podemos definirla como la energa y motivacin que nos mantiene no slo vivos, sino en constante crecimiento, desarrollo y actualizacin de nuestras potencialidades.

Es un proceso continuo de crecer y autorrealizarse. Conviene que diferenciemos entre el hecho de estar "vivos" simplemente, al hecho de ser personas "vitales". Estar vivos tiene como contrario el estar muertos; sin embargo, el hecho de ser vitales implica algo ms que estar vivos y ese algo ms es el sistemtico crecimiento y realizacin de nuestras potencialidades en lo fsico, espirituaC social, profesional, econmico, etc. Lo anterior significa que el solo tener vida, no nos asegura crecimiento y plenitud.

Es un hecho que podemos constatar diariamente, cmo tantas personas al vivir deprimidas, rezagadas, obsoletas, reprimidas e inhibidas estn en cierta forma muertas o para usar una frmula menos negativa no son personas vitales. Cul es entonces el criterio para poder hablar de vitalidad en los seres humanos? El criterio es la capacidad de cambio y de aprendizaje, temas sobre los que trataremos ms adelante. Cules son los requerimientos o condiciones para ser vitales?

Por ahora insistimos, una persona vital es la que crece, que cambia, que est en proceso de maduracin, que aprende, que es consciente y est deseosa de dicho crecimiento, cambio y aprendizaje, que no slo lo acepta sino lo ve necesario y lo fomenta, vindolo si acaso como el reto ms importante al que haya podido enfrentarse en su vida. Qu necesitamos los seres humanos para ser personas vitales?

Qu tanto me conozco? Qu tanto me preocupo por mi desarrollo? La definicin de mis deseos, de mis impulsos, gustos, bsquedas, inquietudes, el qu quiero? El inters por mi salud corporal, emocional y mental es condicin sin la cual nunca podr llegar a ser una persona realmente viva, es decir, vital. Especialmente en nuestras sociedades pluralistas, urbanas, masificadoras y tecnolgicas, estamos viviendo un proceso de enajenacin tal que no nos permite pensar, sentir y desear aquello que nos beneficie real, personal y vitalmente.

Los valores conocidos y deseados en general son producto de esta alienacin, lo sabemos, estn centrados en el dinero, el status, el confort y otros. Los caminos para lograrlos son: la evasin, la agresin, la depresin, la lucha y la neurosis. Algo que ayuda a la persona para apartarse de este torbellino destructivo es un autoanlisis y autocuestionamiento sobre quin es y qu necesita para ser o seguir siendo. Podramos aadir a las preguntas formuladas antes, estas otras: Qu tanto me interesa mi crecimiento profesional?

Qu debo hacer para vivir tranquilo? Qu tanto me preocupa y qu debo hacer para mi seguridad econmica? Estos y otros cuestionamientos deben hacerse por una persona vital que en forma sistemtica se est retroalimentando para mantenerse siempre alerta, despierto, consciente y conocedor de s mismo, de su contexto y de sus necesidades de crecimiento en todos los planos. Recordemos a Scrates en su clebre frase: "Concete a ti mismo". Este conocimiento de m mismo como persona vital en proceso de realizacin, tiende a ser un conocimiento objetivo y realista en el cual me percibo a m mismo como soy y no como quisiera ser, en donde la imagen que yo tengo de m mismo es fruto de una percepcin real y no fruto de mis sueos, fantasas, deseos y sentimientos de grandeza o inferioridad.

Es una aceptacin cariosa de mis fuerzas y limitaciones a partir de las cuales puedo ir construyendo mayores posibilidades de crecimiento, de creatividad y gozo para m mismo y para los que me rodean. Quiz el problema fundamental de la aceptacin de m mismo sea la conjugacin dinmica entre lo que actualmente somos y tenemos y lo que queremos y podemos I legar a ser.

Una aceptacin pasiva total lleva a la muerte psicolgica, un exagerado desear ser distinto al que soy, lleva al stress y la angustia por no alcanzar los objetivos que me he planteado. Cari Rogers expresa claramente este crecimiento dinmico y aceptacin de la persona al hablar de la distancia entre el Yo Real y el Yo Ideal.

Este nivel de energa est necesariamente basado en un estado de buena salud que permita un adecuado funcionamiento del organismo humano; tanto en lo fsico como en lo fisiolgico, psicolgico y espiritual. Conviene en este punto reflexionar sobre la importancia de una buena alimentacin, un rgimen ordenado de vida y trabajo, un inters permanente sobre las necesidades que el cerebro y espritu demandan.

Recordemos otra cita clsica: Mens sana n corpore sano. En el estudio de Abraham Maslow sobre la persona autorrealizada, es decir, personas que han estado funcionando vitalmente a plenitud, se advierte consenso respecto a la caracterstica de ser personas "Naturalistas" en el sentido de tener una preocupacin del cuerpo y espritu; a quienes les interesa el comer bien y gustarla comida, el dormir bien y gozar el sueo v el llevar una vida sexualmente activa y gozosa, aceptantes estas personas de su naturaleza animal as como de su trascendencia espiritual.

En una palabra, orientadas a la promocin de la salud fsica, psicolgica y espiritual. Aunque dedicamos un apartado especial al "aprendizaje experiencia! La persona en crecimiento es aquella que se dice a s misma: "nunca acabar de aprender", esto es, la conciencia clara de que es inagotable la dosis y necesidad de aprendizaje en la vida.

La persona que se lanza a la tarea de ser vital es aquella que trata de aprender de cualquier experiencia que la vida le ponga enfrente, desde la ms insignificante hasta la ms trascendente y profunda. La persona que se plantea sacar provecho, obtener algo, aprender de cualquier experiencia es aquella a la que puede llamarse sabia.

ANALISA KARBOHIDRAT METODE LUFF SCHOORL PDF

Navegador de artículos

.

ARREGLOS UNIDIMENSIONALES EN JAVA PDF

Planeación de vida y carrera

.

Related Articles