LA INCOGNITA DEL HOMBRE ALEXIS CARREL PDF

Pasa la mayor parte de su vida en laboratorios estudiando a los seres vivientes, y el resto del tiempo en el vasto mundo, contemplando a los hombres y procurando comprenderlos. En este libro se ha esforzado por distinguir claramente lo conocido de lo que pudiera conocerse; por averiguar con la misma claridad, la existencia de lo desconocido y de lo incognoscible. Ha podido observar casi todas las formas de la actividad humana. El autor ha vivido tanto en el Nuevo como en el Viejo Mundo. Gracias al genio de Flexner, el estudio del ser vivo ha sido abordado en estos laboratorios en una amplitud no igualada hasta el presente.

Author:Tubar Dugal
Country:Norway
Language:English (Spanish)
Genre:Finance
Published (Last):16 October 2007
Pages:151
PDF File Size:12.46 Mb
ePub File Size:4.49 Mb
ISBN:532-1-22273-222-1
Downloads:52455
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Disar



Pasa la mayor parte de su vida en laboratorios estudiando a los seres vivientes, y el resto del tiempo en el vasto mundo, contemplando a los hombres y procurando comprenderlos. En este libro se ha esforzado por distinguir claramente lo conocido de lo que pudiera conocerse; por averiguar con la misma claridad, la existencia de lo desconocido y de lo incognoscible. Ha podido observar casi todas las formas de la actividad humana.

El autor ha vivido tanto en el Nuevo como en el Viejo Mundo. Gracias al genio de Flexner, el estudio del ser vivo ha sido abordado en estos laboratorios en una amplitud no igualada hasta el presente. Se investigan los prodigiosos medios que para resistirlos utilizan los tejidos y los humores. Ha bastado al autor de este libro escuchar a los sabios que se han especializado en estas investigaciones y observar sus experiencias, para aprehender la materia en su esfuerzo organizador, las propiedades de los seres vivientes y la complejidad de nuestro cuerpo y de nuestra conciencia.

Ciertamente se da cuenta de las dificultades inherentes a la temeridad de su empresa. Naturalmente, no lo ha conseguido. Es a esta misma causa a la que hay que atribuir ciertas inexactitudes aparentes.

No hay, pues, que olvidar que este libro expresa de una manera aproximada la realidad. Antes de comenzar este trabajo, el autor ya se daba cuenta de sus dificultades, de su casi imposibilidad. Porque, en resumidas cuentas, degenera. A la verdad, el hombre prima sobre todo. De Federico R. Para ellos ha sido escrito este libro.

En suma, a todo hombre y a toda mujer. La ciencia de los seres vivientes en general, y del individuo humano en particular, no ha progresado bastante. Se encuentra en estado descriptivo.

El hombre es un todo indivisible de una extrema complejidad. Y la suma de todas estas abstracciones es menos rica que el hecho concreto. Queda un residuo demasiado importante para dejarlo de lado. El hombre que conocen los especialistas no es pues el hombre concreto, el hombre real. El ser viviente de Jacques Loeb difiere profundamente del de Hans Driesch.

Ciertamente la humanidad ha hecho un gigantesco esfuerzo por conocerse a si misma. En efecto, nuestra ignorancia es enorme. La mayor parte de las preguntas que se hacen a aquellos que estudian a los seres humanos permanecen sin respuesta.

Pero ignoramos los mecanismos que les permiten construir un organismo complejo y simple. Ignoramos absolutamente lo que determina el equilibrio del sistema nervioso y la resistencia a las fatigas y a las enfermedades.

Pero son desconocidos. Y el conocimiento de estas leyes nos dio el poder de explotar en nuestro provecho la materia. Sentimos una especie de repugnancia de abordar el estudio demasiado complejo de los seres vivientes y del hombre. Buscamos instintivamente en el universo, la claridad y la exactitud de nuestro pensamiento.

La fragilidad de ciertos tejidos, tales como la sustancia nerviosa, es tan grande, que su estudio en estado vivo, es casi imposible. Por cierto, la ciencia del hombre debe utilizar los conceptos de todas las otras ciencias. Dificultades de tal magnitud son demasiado fundamentales para que se pueda esperar atenuarlas. Para dominarlas necesitamos un gran esfuerzo.

Los factores que han retardado su desarrollo son permanentes. Es preciso establecer con claridad que la ciencia del ser humano es, entre todas las ciencias, la que presenta mayores dificultades. Los rascacielos de las grandes ciudades han transformado las calles en zanjas oscuras, pero la luz del sol se ha reemplazado en el interior de los departamentos por una luz artificial rica en rayos ultravioletas. En lugar del aire de la calle impregnado de vapores de bencina, las oficinas y los talleres reciben el aire aspirado al nivel del techo.

Los habitantes de la Ciudad nueva se encuentran protegidos contra la intemperie. Muchos tienen su domicilio lejos de la ciudad. Los grupos estrechos de la familia, de la parroquia, se han disuelto. Se considera la soledad como un castigo o como un lujo raro. Las escaleras han sido reemplazadas por ascensores. Ya no existe la necesidad de caminar. Hay en todas partes canchas de tenis, campos de golf, salones de patinar con hielo artificial, piscinas tibias, arenas donde los atletas se entrenan y luchan al abrigo de la intemperie.

Su abundancia se ha hecho muy grande. Igual ocurre con la de los adultos. En todas partes se han construido escuelas y universidades invadidas por muchedumbres inmensas de estudiantes. La juventud ha comprendido el papel de la ciencia en el mundo moderno. La ciencia ha demostrado su utilidad de una manera tan evidente que se le ha dado el primer sitio en los estudios. La forma de vida de los hombres modernos ha recibido la marca de la higiene, de la medicina y de los principios resultantes de los descubrimientos de Pasteur.

Se ha demostrado la necesidad de la limpieza. La higiene ha acrecentado, pues, en gran manera la cantidad de seres humanos. Ante los triunfos de la inteligencia que nos aportan la riqueza y el confort, los valores morales, naturalmente, han disminuido. IV Lo que ha resultado para nosotros 15 Las profundas modificaciones impuestas a las costumbres de la humanidad por las aplicaciones de la ciencia son recientes.

Se han apresurado a adoptar el modo de vivir y la manera de ser de la nueva era. Las casas modernas nos aseguran una vida pareja y dulce. La vida moderna les ha hecho verdaderamente libres. Les ha impulsado a adquirir la riqueza por todos los medios, siempre que estos medios no los conduzcan ante los tribunales.

Ha suprimido, en fin, la disciplina, el esfuerzo, y con ello, cuanto era desagradable y molesto. Muchas, sin embargo, cesan poco a poco de apreciar las distracciones y los placeres banales de la vida moderna.

No pueden satisfacer la necesidad de seguridad que existe en el fondo de cada uno de nosotros. A despecho de la tranquilidad social, permanecen inquietos y a menudo, aquellos que son capaces de reflexionar, se sienten desgraciados. A menudo son los Estados Unidos los que proveen al mundo de los mejores atletas. Soportan mal la vida de las grandes oficinas, de las grandes ciudades, de los negocios complicados y aun de las dificultades y sufrimientos ordinarios de la vida. En ciertos Estados, la cantidad de locos internados en ciertos asilos sobrepasa a la de todos los otros enfermos hospitalizados.

El gusto por la lectura es mayor. Parece que con la ausencia de envergadura moral, la inteligencia misma se desvanece. Las organizaciones financieras, industriales y comerciales han alcanzado gigantescas dimensiones. La natalidad ha bajado en el acto.

La esterilidad voluntaria de las mujeres no es una cosa nueva en la 18 historia de los pueblos. Es evidente, pues, que los cambios operados en nuestro medio por las aplicaciones de la ciencia, han ejercido sobre nosotros efectos notables. Estas transformaciones del medio son temibles, porque han sido hechas sin conocimiento de nuestra naturaleza.

Ha sido construida sin conocimiento de nuestra verdadera naturaleza.

LM2917N DATASHEET PDF

La Incognita Del Hombre-Alexis Carrel

.

DEMOLISHING SUPPOSED BIBLE CONTRADICTIONS PDF

Alexis Carrel

.

LEGEA 241 DIN 2005 ACTUALIZATA 2015 PDF

La Incógnita Del Hombre

.

ASPHALTENES HEAVY OILS AND PETROLEOMICS PDF

.

Related Articles